Este sitio puede no estar actualizado. Entra en fedyc.es o en nuestras redes sociales.

30 jul. 2014

Por la ruptura de acuerdos con la Universidad de Tel Aviv


La Coordinadora de ONGD de Málaga y varias asociaciones de estudiantes reclama a la Universidad de Málaga la ruptura de todos los acuerdos de cooperación con Israel

Las organizaciones firmantes consideran lamentable y desafortunada la firma de un convenio marco de colaboración el pasado 18 de julio entre la Universidad de Málaga y la Universidad de Tel Aviv en el mismo momento en que las bombas israelíes mataban a cientos de universitarios en Gaza.

La Coordinadora de ONGD de Málaga, Málaga Solidaria, de la que forman parte más de 30 organizaciones sociales y oenegés y varias asociaciones de estudiantes de la UMA, considera lamentable y equivocada la decisión de profundizar la cooperación universitaria con Israel y solicita a la Universidad de Málaga la ruptura inmediata de todos los acuerdos de cooperación universitaria firmados con instituciones israelíes.

La firma, que se produjo el pasado 18 de julio en el rectorado de la UMA,  llegó en un momento muy desafortunado y provocó gran indignación entre la ciudadanía malagueña y las organizaciones de solidaridad, ya que supuso un espaldarazo a Israel en el mismo momento en el que la sociedad civil palestina pedían avanzar en el aislamiento internacional y el boicot académico e institucional del Apartheid israelí.

La rúbrica de este acuerdo de cooperación, protagonizada por la Rectora de la UMA, Adelaida de la Calle y el presidente de las universidades israelíes, Joseph Klafter, en presencia del cónsul israelí en Andalucía, Raphael Cohen, llega en un momento en el que desde varios departamentos universitarios y asociaciones estudiantiles de la UMA comienzan a trabajar en la campaña de Boicot Académico y Cultural.

Esta campaña es una de las más importantes de estas características a nivel estatal y europeo con más de 2000 firmas entre catedráticos, profesorado, investigadores, alumnado y organizaciones universitarias, muchas de ellas de Málaga, y que piden el cese inmediato de la cooperación universitaria e investigación con Israel.  Este llamamiento, que surge de las universidades y la sociedad civil palestina, denuncia la normalización de un Estado que promueve el Apartheid, como ocurrió en Sudáfrica. La adopción de esta estrategia pacífica responde a la misma necesidad: El aislamiento internacional y el boicot institucional en todos los ámbitos, sobre todo, en el académico.

El acto se produjo en el mismo edificio y en el mismo momento en el que se cerraba un curso promovido por la ONG Amnistía Internacional y que en su cierre condenó la agresión israelí sobre la Franja de Gaza. Justo al mismo tiempo de la firma, decenas de palestinos, muchos de ellos niños y universitarios gazatíes estaban siendo bombardeados. Mientras, estudiantes, ONG y representantes de la sociedad civil reclamaban en la plaza de la Constitución, para la masacre y el boicot global a Israel.

Hoy sabemos que la segunda universidad israelí con la que la UMA tiene firmado un convenio similar es un laboratorio de las políticas coloniales israelíes. La Universidad Bar Ilan, una institución fundamentalista judía situada en un suburbio de Tel Aviv[1], sirve de apoyo académico a la inteligencia militar israelí. El pasado 21 de julio, el Dr. Mordejai Keidar, profesor de ésta universidad, declaró que violar a las esposas y madres de combatientes palestinos disuadiría ataques. La Universidad, lejos de condenar dichas palabras, apoya las tesis de Keidar y ha salido en su defensa.

Por otra parte, la universidad de Tel Aviv, objeto del última rúbrica, emitió un comunicado el pasado 24 de julio, en el que mostraba su apoyo a los soldados y estudiantes reservistas destinados a Gaza y a los que premiaría con “becas y ayudas económicas”.  El mismo rector de la Universidad hebrea, Joseph Klafter, expresó su "agradecimiento" a los estudiantes que participan en la masacre de Gaza, y dijo que "la Universidad de Tel Aviv ha contribuido y seguirá contribuyendo en gran medida a la seguridad nacional."

Pero eso no es todo. El director de la asociación juvenil árabe-israelí Baladna,Nadim Nashif, subrayó que existe " una caza de brujas contra los estudiantes palestinos [que son ciudadanos de Israel] y otros que están publicando en las redes sociales en contra del ataque sobre Gaza".

Así, desde las organizaciones firmantes queremos mostrar nuestro rechazo frontal a la firma de convenios con universidades israelíes en respuesta a la petición de solidaridad de la sociedad civil palestina a articular una respuesta sobre la base de la campaña BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones). Es por ello que le solicitamos a la Universidad de Málaga y a su rectora, Adelaida de la Calle, que deje al apartheid fuera de las aulas malagueñas y la ruptura de los convenios establecidos con Universidades e instituciones israelíes y el firme compromiso de apoyar el boicot académico mientras el Estado de Israel siga manteniendo el sistema de Apartheid y actuando contra los derechos humanos y el derecho internacional.

Firmado:
Coordinadora de ONGDs Málaga Solidaria
Asociación Foro de Estudiantes de Derecho y Criminología
Asociación de Estudiantes Terapia Ocupacional de Málaga
Alumnado por la Pública


[1]          En noviembre de 1995, Yigal Amir, un estudiante de la institución, asesinó al primer ministro israelí Isaac Rabin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario